miércoles, 16 de diciembre de 2009

La desglaciación: un problema que afronta el Perú
Carrillo Torres Jimmy Antoni.

La desglaciación es un problema que afrontan todos los países del mundo, ya que este es provocado por la contaminación ambiental y el calentamiento global originado por el hombre. El Perú no está ajeno a este problema y los más perjudicados son los nevados y los glaciares, situados en nuestra cordillera andina, que se han visto amenazados por este fenómeno a tal punto de desaparecer y convertirse en historia.
Especialistas comentan que la superficie de la Cordillera Blanca, según imágenes satelitales del 2002 y 2003, es de 535 kilómetros cuadrados, lo que representa una disminución del 25 por ciento respecto a lo que había en 1970. Recordaron que entre 1948 y 1977 el promedio de retroceso anual de los frentes glaciares en la Cordillera Blanca era de entre 8 y 9 metros por año, pero desde 1977 hasta la fecha el retroceso es del orden de 20 metros.
Este tema es realmente crítico, porque observamos que la inconsciencia del hombre está provocando cambios que debíamos afrontar de acá a 100 años aproximadamente; pero con la emisión de gases, la tala de bosques y una serie de desastres producido por la especie humana, este proceso se está acelerando.
Después de haber apreciado una introducción desde mi punto de vista, entremos al plano histórico y observemos ¿Cómo era la relación de estos nevados y glaciares para con el hombre andino? Para entender la importancia que representan en el ecosistema andino.
Los nevados para el hombre andino eran símbolo de divinidad y eran muy respetados a tal punto que recibían ofrendas por parte de los pobladores andinos, ya que estas personas dependían del agua de estas montañas en la agricultura y para uso potable. En la actualidad estas personas aun mantienen un respeto enorme y siguen dependiendo de estas montañas, pero eso se está viendo afectado por una horrible desglaciación y derretimiento de las nieves perpetuas que antes resplandecían hermosas y brillantes.



El agua que proviene de los glaciares y nevados es indispensable para la supervivencia del hombre y si este elemento se llegara a agotar sería perjudicial para la vida. Eso no le interesa al poblador peruano, especialmente al que vive en la ciudad, ya que aun tiene agua para beber, bañarse o hasta para nadar en su piscina, pero ¿que pasaría si este recurso se llegara a agotar en cuarenta o aun menos, en treinta o veinticinco años?
El Perú alberga al 70 por ciento de los glaciares del mundo; si este llegara a desaparecer traería problemas en las ciudades y comunidades, incluyendo la adaptación a los cambios en los suministros de agua. Este país en comparación con otros países es el más afectado a nivel mundial debido al calentamiento global, porque los rangos de sus cadenas montañosas tropicales soportan más horas de sol y por lo tanto, temperaturas más altas.
Y ahora que se tiene conocimiento de la desglacición de la cordillera peruana observemos alguno de los muchos y nevados que se derriten día a día y que están apunto de desaparecer, estos son: el Salkantay, el Huandoy, el Sarasara, el Pastoruri, el Razuhuilca, el Huaytapallana y una infinidad de nevados que pide a gritos que paren de contaminar el planeta; y no nos olvidemos de los glaciares como el Qori Kalis, el Broggi, entre otros que también padecen este serio problema.
Solo me centraré en dos nevados y dos glaciares de los que mencioné anteriormente y estos son:
El Pastoruri, lo menciono porque este nevado pasó a ser historia y en la actualidad solo se le considera como una cubierta de hielo, en 1995 tenía 1.8 kilómetros cuadrados de superficie pero el 2007 solo 1.1. Este contribuye con el nacimiento del río Santa que es el más importante ya que ahí se encuentra la Central Hidroeléctrica del Cañón del Pato.
En este caso podemos analizar que a causa de la desglaciación el Pastoruri está afectando demasiado en lo que respecta a la central hidroeléctrica, porque la fuente que produce la energía es el agua proveniente de dicho ex nevado y si se llegara a desaparecer perjudicaría no solo a las grandes ciudades que consumen energía eléctrica, sino que perjudicaría a las grandes empresas que se mueven con dicha energía.
Otro nevado en mencionar es el Qoyllur Rit’y, lo consideré por que en ahí se realiza una ceremonia costumbrista que es la fiesta del Señor de Qoyllur Rit’y, y ¿qué tiene que ver dicha fiesta en todo esto? La verdad es que en esa ceremonia los pobladores, que viven en las faldas del mencionado nevado, extraen bloques de hielo de su glaciar perjudicándolo seriamente. La situación es más crítica para este nevado en comparación de otros, ya que perdió un 60% de la superficie de nieve en menos de tres años y por ende no culpo a estas personas por realizar dicha fiesta costumbrista, ya que antiguamente lo hacían y no perjudicaba en nada al Qoyllur Rit’y; pero ahora con el problema de la desglaciación estas personas están contribuyendo con la extinción de dicho nevado.
Y ahora entremos al problema de los glaciares. Empecemos con el glaciar Qori Kalis. Este glaciar está situado en la región de Cusco, en el sur-oriente peruano, y es uno de los muchos glaciares del nevado Quelccaya, la masa más grande del hielo en las zonas tropicales, que ya ha perdido el 22 por ciento de sus glaciares desde los años 70.
El siguiente glaciar en mencionar es el Broggi, ya no existe a causa de la desglaciación, pero tenía que mencionarlo. El glaciar Broggi habría desaparecido en 2005, pese a haber contado con una superficie superior a los 1,8 kilómetros cuadrados en 1995. Este nevado se encontraba al este de la ciudad de Yungay, en la cabecera de la quebrada de la laguna de Llanganuco, en la provincia de Huaraz, a unos 400 kilómetros al noreste de Lima.
Entonces ¿Cómo perjudica la desglaciación al ecosistema peruano, que depende de los nevados y glaciares en su totalidad y cómo eso afecta al habitante peruano?

Los nevados y los glaciares son la fuente de la vida en el planeta, ellos proporcionan el agua en tiempos que no llueven y eso beneficia más al hombre peruano, porque como se mencionó anteriormente, éste depende este recurso para la agricultura, uso potable; y por ende es indispensable para que sobreviva.

En el ecosistema los nevados y glaciares son los que dan vida a los lagos, laguna, ríos, entre otros. Veamos, la laguna Parinacocha depende del nevado Sarasara, y ese nevado está despareciendo; otro claro ejemplo es el lago Titicaca que se forma a partir de los ríos, Yaraviri, Azangaro, Ilave, Zampay. Estos ríos se forman apartir de la cadena montañosa de Carabaya que también sufre los estragos de la desglaciación.

El río Amazonas también depende de los nevados y los glaciares para que exista. Como todos sabemos este río nace del nevado Mismi ubicado en Arequipa y posteriormente desemboca en el océano Atlántico. Ese rió da vida a una biodiversidad abundante en flora y fauna selvática. Si este rió llegara a desaparecer, el pulmón del mundo que es la amazonia también desaparecería; en consecuencia se originaria una catastrófica situación con la purificación del oxigeno.
En el plano costero el problema no esta ajeno, ya que en la costa se encuentran las principales ciudades que requieren del agua que proviene de nevados y glaciares de la zona andina, como por ejemplo Lima, la ciudad capital del Perú, con sus más de 9 millones de habitantes consume el agua proveniente de los ríos Rimac y Chillón y esos ríos provienen de nevados de la sierra central; lo mismo sucede en otras ciudades costeras.
Este problema no se va a solucionar específicamente elaborando artículos e informes referidos a la desglaciación. Eso puede ser la base para que el hombre empiece a formular soluciones; pero este problema se puede resolver eficazmente con la toma de consciencia y los hechos que cada uno de los peruanos pueda realizar, la solución está ahí, solo falta la decisión de cada uno de nosotros. Por ejemplo se propone pintar los nevados con pintura de color blanco para que la radiación, proveniente del sol, se vaya al espacio y para que así el calor no se quede en las montañas y no derrita los glaciares. Otra propuesta sería que las grandes empresas (mineras, de químicos, petroleras, etc.), que contaminan el medio en donde vivimos, aporten un presupuesto para invertir en beneficio de los glaciares y nevados; o mejor dicho, para que financien económicamente a las personas que proponen pintar de blanco los nevados.
En conclusión observamos que los glaciares y nevados juegan un rol importante en el Perú, en el continente y en el mundo; y tenemos que ver también que la desglaciación los está perjudicando. Así como en el África el kilimanjaro se derrite lentamente o en Groelandia los glaciar retroceden cada año, en el Perú ocurre lo mismo y aun mucho peor; pero aun no es tarde si actuamos y proponemos soluciones que ayuden a cuidar nuestros glaciares y nevados, ya que de ellos la humanidad y los demás seres vivos dependen.
*Kilimanjaro, el nevado más alto del continente africano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada